11/06/2017

Hoy el reto del amor es que le pidas al Señor que te muestre una cosa que quiere de ti

"CASTIGADAS"?

Dejamos los dos primeros fines de semana de Cuaresma reservados para los jóvenes y, después de haberlos pasado, nos sumergimos de lleno en estos días con los ingredientes que los caracterizan hasta que llegue la Pascua: no hay visitas, no hay Jornadas Monásticas, no comemos carne, sólo cenamos patatas, el sacerdote celebra de morado todos los días, llamadas las necesarias...

-Es que, como estos días estáis castigadas... -llegó a decirme una persona el otro día.

Cuántos "no", ¿verdad? ¡Parece que la Iglesia nos castiga durante 40 días! Y nos entran ganas de huir o, por lo menos, esperar a que llegue la Semana Santa, que parece que está más cerca del final, y unirnos al último sprint, que es "cuando pega" y las calles están un poquito más ambientadas con las procesiones.

Pero... ¿y si le damos la vuelta al "no" y lo convertimos en "SÍ"?:

Sí a centrarnos en el Señor, a llenarnos de Él para poder darle el resto del año en las visitas, en las Jornadas Monásticas, en las llamadas... Sí a darnos cuenta de que todo es secundario menos Cristo, sí a vivir con esperanza, sí a tener un corazón libre para amar, sí a dejar que Cristo nos enamore cada día más, sí a dejar que prepare nuestro corazón para vivir la Pascua en nosotros, sí a descubrirle en los que sufren, sí a parar, sí a dejarnos salvar por Él en nuestra pobreza, sí a experimentar el amor tan grande de todo un Dios que da Su vida por ti, por mí... y es que la Cuaresma te centra en Cristo.

Oh, oh... creo que el castigo... ¡queda levantado!

Esto es lo que nos regala la Iglesia, experimentar todos los "Sí" que lo más profundo de nosotros anhela. La Cuaresma no es muerte, tristeza... la Cuaresma es la alegría de colgarte de la Vida, de Cristo.

Aún estás a tiempo de unirte a vivir estos días desde el "Sí". No te pongas tú los propósitos, pues es probable que queden en ti y se vayan cayendo. Busca a Cristo, para con Él y te hablará al corazón; te dirá todos los "Sí" que necesita de ti para que sea Él quien te llene de vida. Quizás sea que todos los días pares un poco con Él en una iglesia, que ores con el Evangelio del día, que le veas en el enfermo que tienes a tu cargo, que te dejes abrazar por Él en el sacramento de la Reconciliación para que cure tus heridas, que el trabajo no sea tu centro...

Hoy el reto del amor es que le pidas al Señor que te muestre una cosa que quiere de ti para estos días, y que vivas la Cuaresma desde el "Sí". Levántate el castigo y...


VIVE DE CRISTO

Sem comentários:

Enviar um comentário