07/08/2017

Hoy el reto del amor es hacer un reto con aquello que tienes entre manos.

EL SEÑOR DE LO COTIDIANO

Últimamente estamos saliendo muchos ratos a la huerta. Salimos a cuidarla, a cultivarla y... ¡a disfrutarla!

Todas hemos comentado que cómo entendemos que el Señor utilizara en sus parábolas la semilla de mostaza, las higueras, las ovejas... De hecho, surgen un montón de retos tras un día de huerta, porque sale tan espontáneo ver al Señor detrás de cada cosa...

Muchas veces se ha explicado que las parábolas eran como cuentecillos que contaba Jesús para explicar el mensaje de manera fácil y sencilla a sus seguidores. Y, sin embargo, hace no mucho escuché a un gran predicador rebatir esta teoría, explicando que, en realidad, Jesús, en las parábolas, nos quería mostrar cómo es el Amor de Dios y cómo detrás de cada cosa que hacemos podemos encontrar su Presencia y su Amor. Jesús hablaba de lo que conocía, de lo que había trabajado, observado y en lo que había visto la huella de su Padre.

Y es cierto: detrás de todo lo que hacemos, de cada tarea, de cada persona, hay un mensaje del Señor para nosotros, un mensaje de Amor, y la tarea de la vida es aprender a descubrirle a Él y su Palabra detrás de cada momento de nuestro día.

Hoy el reto del amor es hacer un reto con aquello que tienes entre manos. Hoy tu reto está en pedirle unos ojos nuevos al Señor para que te regale descubrirle vivo y real junto a ti en las tareas de la casa, en el trabajo... Ponlo por escrito y compártelo con algún amigo. Deja que el Señor te sorprenda mostrándote su Amor donde jamás pensaste encontrártelo.


VIVE DE CRISTO

Sem comentários:

Enviar um comentário