10/02/2017

El día en que Belén Esteban lloró mientras dirigía el Rosario en la capilla de las apariciones de Fátima

Belén Esteban conoció de primera mano las apariciones de Fátima.

Belén Esteban es uno de los rostros más populares de la televisión en España. Su presencia en programas de corazón tras su relación con el torero Jesulín de Ubrique dio paso a una estrella televisiva conocida popularmente la “princesa del pueblo” por su origen humilde y sus peculiares formas.

Precisamente ella fue la protagonista en 2014 del programa de Telecinco “Los ojos de Belén” en el que esta mujer realizaba distintos viajes y contaba sus experiencias y vivencias.  Y uno de los programas se centró totalmente en la visita de Belén Esteban al Santuario de Fátima.

Durante una hora de programa la protagonista recorre este lugar acompañada del experto Jaime Vilalta, que recientemente pronunció una conferencia organizada por la Fundación Cari Filii. Desde la explanada del santuario, a la capilla de las apariciones o los museos que explican que ocurrió hace ahora 100 años, Belén Esteban iba conociendo qué ocurrió en Fátima y qué dijo la Virgen María a los tres pastorcitos.

Sus raíces cristianas y su defensa de la Iglesia

Esteban confesó que era la segunda vez que visitaba este santuario mariano, tras haber estado de niña junto a su familia. Con su particular estilo recordaba cómo ella siempre defenderá a la Iglesia pese a no compartir algunas de sus enseñanzas.

“Me ilusiona estar en Fátima porque yo defiendo mucho a la Iglesia y me hace ilusión que a través de mis ojos conozcan mi experiencia aquí”, afirmaba Belén Esteban.

Ella siempre ha presumido de lo importante que fue para su familia sor Mercedes. Cuando apenas tenían para comer esta religiosa cuidó de Belén y de sus hermanos cuando eran niños. Por ello, en Fátima afirmaba que no le gustaba que existieran prejuicios contra la Iglesia. “A mí me ha criado una monja y sé de lo que hablo. No teníamos para comer y nos daban la comida, los uniformes, la ropa, todo…La congregación tenía una casa en Algeciras (Cádiz) y en veranos nos llevaban ahí, son mis mejores recuerdos de la infancia”.

Su presencia en este lugar permitió ver la parte más espiritual de esta polémica mujer. “Soy como soy pero no soy mala persona. A mí me ha criado una religiosa, muchos valores de mi vida me los ha inculcado ella, sobre todo el de generosidad”.

“Me he emocionado mucho viendo a la Virgen”

Durante su visita a Fátima, la colaborada de distintos programas de Telecinco lloró en varias ocasiones. “Me he emocionado mucho viendo a la Virgen”, confesaba ante las cámaras.

Sin embargo, el momento más emocionante y punto culmen del programa se produjo cuando tuvo la oportunidad gracias a un sacerdote de ser ella la que llevase el segundo misterio del rezo público del Rosario en el lugar de las apariciones.

Allí rezó, no sin dificultades, junto a cientos de fieles a la Virgen. Y entre lágrimas afirmaba: “me he puesto más nerviosa que en Sálvame”. Y además recalcaba que era “católica completamente”.

Durante el programa, Belén Esteban habló con varios peregrinos y conoció sus experiencias, las gracias que habían recibido de la Virgen y los motivos que les llevaban a visitar Fátima. Ella misma llegó a la conclusión, así lo afirmó, de que “hay que concienciar al mundo de que hay que rezar”. Incluso a la hija de una peregrina española le dijo: “tienes que rezar, que los dijeron los pastorcitos”.

Y antes de abandonar Fátima encendió algunas velas por sus seres queridos y compró unos Rosarios para llevarlos a España.

C. F. – Miércoles. 18 de enero 20170174


Sem comentários:

Enviar um comentário