08/11/2016

Fue el terremoto en Italia un «castigo divino»?

El Vaticano responde a la fuerte polémica surgida

Así quedó la Basílica de San Benito en Norcia

Frente a la religiosidad natural que dice que las víctimas de un desastre natural son parte de un castigo de Dios a la humanidad, Jesús ofrece la otra cara cuando en el Evangelio de Lucas (13, 4-5) pregunta si “aquellos dieciocho sobre los que se desplomó la torre de Siloé matándolos, ¿pensáis que eran más culpables que los demás hombres que habitaban en Jerusalén? No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo”.

Algo parecido ha ocurrido durante estos días ante la polémica suscitada en Italia después de que en Radio María un sacerdote relacionase el terremoto que ha sacudido recientemente Italia con la aprobación de las uniones homosexuales considerándolo así un “castigo divino”. Y desde el Vaticano han condenado las palabras de este sacerdote.

"Consecuencias del pecado original"
El padre Giovanni Cavalcoli dijo en antena que “desde el punto de vista teológico estos desastres son consecuencias del pecado original, por tanto se pueden considerar verdaderamente como un castigo del pecado original.  También si la palabra no gusta, la digo igual, es una palabra bíblica, no hay ningún problema. Naturalmente, se necesita entender bien qué cosa se entiende por castigo”.

Y añadía que “se tiene la impresión que estas ofensas se causan a la ley divina, piensen en la dignidad de la familia, la dignidad del matrimonio, a la misma dignidad de la unión sexual”. Era en opinión de este sacerdote para pensar que “estamos delante, llamémoslo de un castigo divino”.


El Vaticano critica duramente las palabras del sacerdote
Sin embargo, en el Vaticano no están de acuerdo con estas afirmaciones ni en considerar un “castigo divino” este terremoto. Así lo ha manifestado, Giovanni Angelo Becciu, sustituto de la Secretaría de Estado del Vaticano, que ha considerado que “son afirmaciones ofensivas para los creyentes y escandalosas para quien no cree”.

Para el representante vaticano las palabras de este sacerdote “datan del periodo precristiano y no responden a la teología de la Iglesia porque son contrarias a la visión de Dios que nos ofrece Cristo”.

"Ofende a la misma Virgen"
Tras pedir perdón a las víctimas de esta catástrofe, monseñor Becciu añadió en declaraciones a la agencia ANSA que “quien evoca el castigo divino en los micrófonos de Radio María ofende al mismo tiempo el nombre de la Virgen, que para los creyentes es vista como la Madre misericordiosa que se inclina sobre sus hijos llorosos y limpia sus lágrimas, sobre todo en momentos terribles como el terremoto”.

“No podemos no pedir perdón a nuestros hermanos golpeados por esta tragedia del terremoto por ser señalados como víctimas de la ira de Dios. Sabemos al contrario que tienen la simpatía, la solidaridad y el apoyo de la Iglesia, de quien tiene algo de corazón”.

Sem comentários:

Enviar um comentário