11/08/2017

Hoy el reto del amor es orar con acción de gracias por esa persona que tanto quieres

PARA SIEMPRE

El lunes recibí un WhatsApp de Carlos en el que me decía que su hermano Gaby se acababa de ir al Cielo. Y él estaba a su lado en el momento de partir a la casa del Padre.

En ese momento, dejé el ordenador, me fui al Oratorio, y me puse a orar por él y su familia. Estuve dando gracias por todo lo que ha supuesto la enfermedad y cómo al final todo le ha llevado al Señor.

He podido vivir de cerca estos momentos, y me daba cuenta de que el dolor y el peso estaban en el corazón, pero, por encima de todo, tenían una paz muy fuerte.

Al llegar a la oración, vino a mi cabeza la carta de San Pablo donde nos dice que el amor no pasa nunca. En estos momentos es el amor el que perdura. Si al amor se le puede decir que deje de amar, en realidad no es amor. El amor que viene de Jesucristo es interminable, imparable. El amar a las personas que nos han dejado es algo muy bueno, es expresión de nuestro afecto por ellas... es prueba de que el amor nunca acaba. Nunca. El amor que Jesús crea en ti es inalterable. Él nos lo dice: "el que cree en mí no morirá".

Hoy el reto del amor es orar con acción de gracias por esa persona que tanto quieres y que ya no está con nosotros. No dejes que la tristeza o la soledad gobiernen tu vida; que sea el amor el que dirija tu corazón. El amor a la persona amada nunca pasa y siempre perdurará.


VIVE DE CRISTO

Sem comentários:

Enviar um comentário